De Origen Humilde

Luis nació en Oaxaca, México y creció en Queretaro. Luis recuerda que aprendió a leer inglés en la escuela en México y después aprendería a escribir en inglés después de inmigrar a los Estados Unidos. Él aprendió a hablar inglés mirando el canal de televisión PBS que recibía junto con otros canales en inglés usando una antena parabólica que el fabricó en Queretaro. Luis cree que fue muy importante aprender un poco de inglés antes de venir a este país. “Porque ese era mi sueño… venir a la Unión Americana y formar parte de esta sociedad.”

Luis también recuerda con tristeza cuando iba al mercado con su mamá todos los días cuando era un niño porque en casa no había refrigerador y tenían que ir a comprar el mandado durante varias vueltas al mercado durante la semana. En el mercado había un puesto de periódicos que también tenía revistas de Walt Disney con el pato Donald y Mickey Mouse. Luis quería una revistita de esas para disfrutar los monitos como cualquier niño de su edad por lo que religiosamente le pedía a su mama que le comprara la revista. Ella le contestaba que no se la compraba porque no sabía leer todavía, en español por supuesto. Todos los días se repetía la misma historia en que Luis quería la revista y su mamá le decía que no. Eso hizo que le pidiera a su papá cuando regresaba de trabajar en la tarde que le enseñara a leer. Gracias a la ayuda de su papá, Luis aprendió a leer antes de ir a la escuela primaria y por lo tanto cuando ya era estudiante, aprovechaba el tiempo en ayudar a otros niños y niñas a aprender a leer. Esa fue la primera experiencia que Luis recuerda acerca de su vocación de enseñar a otras personas, una vocación que perduraría a estos días. En esa época pues, Luis pudo al fin tener en sus manos su primera revista del pato Donald y los otros personajes de Walt Disney. Muchos años después vino a este país y lo primero que hizo fue ir a Disneyland, y en un viaje posterior al parque de diversiones Luis le preguntaría a su madre porqué ella no le compro la revista de Disney cuando era niño. Ella le confesó que no era porque no supiera leer: ella cómo hubiera querido tener dinero para comprar la revista de muñequitos para su hijo, pero el poco dinero que tenían era para comprar la comida cada día. A ella le sorprendió, sin embargo, cómo Luis aprendió a leer muy pronto y sobre todo cómo Luis cuando se propone una meta, trabaja incansablemente hasta lograrla!

Luis yendo a misa con sus padres mientras de visita en Queretaro, Mexico. 

Luis con la madre de sus hijas en Mexico listos para inmigrar y buscar el sueño Americano. 

Luis recuerda que su madre trabajaba como sirvienta antes de casarse con su papá, quien a su vez era obrero en una fábrica en la ciudad de México  Sus padres fueron muy pobres y Luis aprendió la importancia de la educación gracias a que su mamá fue sirvienta de familias ricas en la capital mexicana y ella siempre observaba y escuchaba que en las familias para las que ella trabajo, los hijos e hijas eran enviados a la escuela para que tuvieran un mejor futuro. Al darse cuenta de eso, doña Ana María, la mamá de Luis, convencería a don Vicente, el papá de Luis, de que todos sus hijos e hijas valoraran el esfuerzo de recibir una educación – un conocimiento que ahora Luis comparte con sus dos hijas, Ana Luz y Laura Isabel, así como con los miembros de su comunidad en el Valle de Salinas, California.

Luis inmigró a los Estados Unidos con su familia en los 90s y vino a residir a Castroville, CA. Luis vivió en la calle Geil St, con toda su familia en un solo cuarto en un pequeño apartamento, la cual era rentada por los empleadores para sus trabajadores. El primer trabajo de Luis en los Estados Unidos fue, como el de todo Latino y Latina recién llegado, en un rancho de orquídeas que crecía y exportaba los bulbos a otros países. Esta compañía agrícola se localizaba sobre la Carretera 1 cerca de  la línea que divide a los condados de Monterey y Santa Cruz. Luis trabajaría un año en el laboratorio preparando el caldo de cultivo para que los bulbos de las orquídeas crecieran y se pudieran plantar en los campos cercanos de la compañía.

Años más tarde, Luis trabajaría para el Programa de Equivalencia de la Escuela Preparatoria (HEP, por sus siglas en inglés) en CSUMB. En ese tiempo, Luis era parte de un programa piloto de HEP que ayudaría a trabajadores migrantes y de la agricultura por temporadas a obtener su certificado de GED. El programa HEP es ahora parte del Colegio Hartnell. Luis estuvo a cargo de visitar y ayudar a los maestros de varios de los sitios del programa HEP que incluían King City, Greenfield, Salinas (en la Iglesia Santa María y la Oficina de Educación del Condado de Monterey en la calle Blanco Rd), así como en el campus de la universidad CSUMB en Seaside CA. Luis recuerda al programa HEP como un gran programa de educación migrante fortalecido con fondos federales que ha ayudado a los miembros de nuestro Distrito y está agradecido de ver cuánto este programa se ha superado durante todos estos años.

Un poco despues de que Luis y su familia emigraron a los Estados Unidos, visitaron el "17-mile drive" en Pebble Beach, CA. En esta foto, Luis esta con sus hijas Ana Luz y Laura, y la madre de sus hijas Maria Luz. 

Luis trabajó en CSUMB por aproximadamente tres años y luego comenzó un programa de posgrado en UC Santa Cruz. En esa universidad, Luis estuvo matriculado en el programa de Educación y después se incorporó en el programa de Estadística y Matemáticas Aplicadas. Mientras Luis estaba en el programa de doctorado, él trabajaba por las tardes en la Escuela de Adultos de Salinas para pagar sus estudios. Luis enseñaba el GED en el Colegio Hartnell como parte de un programa de colaboración entre el colegio y la escuela de adultos.

Luis obteniendo su licenciatura en química en Mexico. 

Luis era un lider para la Federacion de Estudiantes de la Universidad de Queretaro, Mexico. En la foto, Luis le está pidiendo a el Gobernador del Estado Rafael Camacho Guzman para mas fondos para la educación de los estudiantes. 

Antes, en 2001, Luis comenzaría a ofrecerse como voluntario en la Biblioteca de Castroville donde él ayudó durante 20 años. Luis recuerda cuando la biblioteca de Castroville estaba en una pequeña esquina en el centro comercial donde actualmente se ubica Burger King, antes de que se transformara en la Biblioteca Andy Ausonio y moviera sus instalaciones a un hermoso edificio en la plaza frente a la Iglesia de Nuestra Señora del Refugio. Durante su tiempo como voluntario en la biblioteca de Castroville, Luis ayudó como tutor de estudiantes de escuela elemental, secundaria, preparatoria y hasta colegio en tareas de diversas materias como matemáticas y ciencias.

Cuando Luis terminó su doctorado, él tuvo la oportunidad de enseñar matemáticas en Watsonville High School. Tiempo después recibió una oportunidad de enseñar estadística, álgebra y precálculo en el Monterey Peninsula College. Luis recuerda que él fue el instructor de la primera clase de estadística que se ofreció en español, durante la pandemia del COVID-19,  a nivel de colegio en MPC como parte de un proyecto piloto para ofrecer más oportunidades de educación superior a más estudiantes de familias Latinas. Una clase bilingüe inglés-español de estadística se ofrece en MPC durante el otoño de 2022.

Durante los últimos 10 años, Luis ha ayudado a gente a adquirir la ciudadanía americana mediante la instrucción y preparación para pasar la entrevista en inmigracion tanto en inglés como en español, además de la traducción necesaria para el llenado de las formas N-400. En los últimos seis años, con el apoyo del Distrito Escolar Unificado del Norte del Condado de Monterey, todos sus estudiantes han pasado la entrevista en la Oficina del Sector San Jose del USCIS. Luis ha ayudado también a la gente a solicitar la renovación de la tarjeta verde y en un caso único a una mujer Mixteca a obtener la visa U.

Cuando el Presidente Barack Obama puso en marcha el DACA, Luis estaba listo para ayudar a las comunidades indígenas del Valle de Salinas para ir a la escuela de tal manera que pudieran ser elegibles para el nuevo estatus migratorio y poder trabajar legalmente en los Estados Unidos aunque de manera temporal. Muchos programas de escuela en el área requerían que la gente tuviera escolaridad de secundaria para ser admitidos en las clases de GED. Luis recuerda que mucha gente que quería solicitar DACA no era elegible porque solo tenían en el mejor de los casos instrucción primaria de México. A través de un esfuerzo de miembros de la comunidad, más de 20 personas de Oaxaca y otros estados mexicanos pudieron ir al programa de equivalencia de la escuela preparatoria de Castroville lo que les permitió obtener los documentos requeridos para el DACA sin tener que demostrar antecedentes escolares. Estos nuevos estudiantes pudieron obtener el estatus de DACA y algunos continuaron estudiando y ya obtuvieron el certificado del GED. Luis recuerda varios estudiantes que nunca terminaron la primaria en México y pudieron terminar la instrucción del GED en este país después de noches de estudio durante entre 3 y 6 años. Ese esfuerzo sin paralelo de algunas mujeres Mixtecas inspiró a Luis para escribir su historia en una revista en línea.

En su tiempo libre, Luis está involucrado en tareas en la iglesia católica local en Castroville – Nuestra Señora del Refugio. Luis fue parte de un grupo llamado Comunidades Organizadas para el Poder Relacional en Acción (COPA). Durante la pandemia, Luis trabajó con otros miembros de COPA para ayudar a las gentes de algunas comunidades en el Valle de Salinas, comunidades que ahora formarán parte del Distrito 18, a solicitar la ayuda para pagar la renta que el gobierno federal y estatal pusieron a disposición de las personas que estaban teniendo dificultades para pagar la renta al verse afectadas por el virus. Los miembros de COPA visitaron las comunidades de King City, Soledad, Seaside, Castroville y Salinas para montar mesas de trabajo donde las personas recibieron una mano para llenar los formularios para la ayuda para la renta por internet. Adicionalmente, Luis es todavía miembro de la Liga de Ciudadanos Americanos Latinos Unidos (LULAC), capítulo North Monterey County, así como miembro de la mesa directiva de la Fundación para las Bibliotecas Gratuitas del Condado de Monterey.

Luis también escribe ocasionalmente para Voces de la Bahía de Monterey, una organización no lucrativa que publica noticias y reportajes de manera bilingüe inglés-español y que sirve a los condados de Monterey y Santa Cruz principalmente. Luis recuerda que al escribir algunas historias para las Voces de la Bahía de Monterey le hizo rememorar sus tiempos de periodista en México.

En los años 1970s y 1980s, Luis trabajó como reportero y comentarista en un par de estaciones de radio en Querétaro donde él ayudaba a levantar la voz de miembros de su comunidad e impulsaba a más gente a hacer oír sus voces y hablarle de frente a los políticos de la localidad.

Durante su paso por el periodismo en Queretaro, solo había un partido político dominante en Mexico. Luis fue uno de los pocos reporteros que impulsó a miembros de la oposición política a hablar fuerte y compartir sus opiniones. Luis recuerda que él y sus amigos tenían un programa de radio llamado Voz Ciudadana que motivaba a la gente de la comunidad a comunicarse por teléfono durante el programa en vivo y compartir sus problemas al aire. Fue un espacio donde los miembros de la comunidad pudieron expresar las experiencias de lo que ellos más querían y les preocupaba en sus comunidades.

Una miembra de la communidad de Castroville obtenio su G.E.D. y su estatus de DACA despues de muchos años de haber trabajado muy duro. 

Un articulo escrito por Luis para "Voices of Monterey Bay."

Luis reportando para Radio Queretaro la conferencia de prensa del propietario del rancho donde se procesaba el Agua de Tlacote que curaba "milagrosamente", lo que atrajo la atencion internacional.

Desde el momento en que Luis inmigró a los Estados Unidos con su familia, él ha trabajado con ahínco y con tesón para ayudar a su comunidad, ya sea como maestro, líder comunitario, o voluntario, y ha impulsado a otros y otras en su comunidad a manifestar sus preocupaciones y convertirse en líderes también. Luis ha sido maestro del GED por 15 años y ha enseñado en inglés y español. Luis ha sido también instructor de ESL y de la clase de Ciudadania Americana. Luis ha sido un maestro de high school, un instructor del colegio MPC, ha trabajado en un rancho de orquídeas, ha enseñado clases de computación en la comunidad para que algunos de sus miembros puedan aprender a leer y escribir un poquito en español. Luis empleaba el tiempo de la clase de computación para enseñar a los miembros de la comunidad Mixteca cómo usar YouTube para tomar clases de inglés y de español. Luis recuerda que en todas sus clases que ha tenido en este país, ha sido afortunado de conocer a mucha gente trabajadora y dedicada a superarse y triunfar en este país. Muchos y muchas de ellas provienen de México, El Salvador y Guatemala. Luis ha tenido también estudiantes de China, el Medio Oriente y muchas otras partes del mundo tanto en sus clases de ESL y ciudadanía, como en sus clases de matemáticas en el colegio. Luis se identifica con sus estudiantes porque son inmigrantes como él, porque han vivido experiencias como las que él ha vivido, sufrimientos para aprender un nuevo lenguaje y trabajar muy duro y ser tratados con respeto y dignidad en este país.

Luis con sus dos hijas, Laura y Ana Luz, comprando tamales en la Nochebuena
(24 de diciembre) del 2019.

A Luis le apasiona participar en la transformación de su comunidad para que los Latinos y las Latinas tengan mejores oportunidades, y de esta manera así regresar algo a la gente que tanto lo ha inspirado en su propia superación personal. Luis entiende las dificultades de las familias inmigrantes en las que los padres y madres tienen que trabajar muy duro de sol a sol para mantener a sus hijos e hijas, quienes en la mayoría de los casos serán la primera generación de sus familias en ir a la escuela, al colegio, o a la universidad. Luis recuerda que su papá y su mamá no tuvieron la oportunidad de cruzar para este país. Se tuvieron que quedar en México para ayudar a sus hijos e hijas a salir adelante. Ha sido una tarea ardua y difícil. Luis nunca lo olvidará. Luis ahora quiere ayudar a las familias que sí se embarcaron en el viaje hacia el norte, en la búsqueda del sueño americano. Quiere ayudarles no solamente para que sus hijos e hijas tengan una mejor vida sino para que siempre existan las libertades que aquí encontramos en los Estados Unidos y que difícilmente teníamos en nuestros países de origen. Por favor vote por un líder comunitario Latino que habla tu mismo idioma, que quiere mantener vivas las tradiciones de nuestras minorías, y que también busca una oportunidad para demostrar que los Latinos y las Latinas podemos trabajar muy duro y hacer un buen papel en muchas otras áreas de nuestra sociedad, incluyendo las actividades de gobierno, y en el mismísimo Congreso de los Estados Unidos!

  VOTA POR LUIS PARA EL CONGRESO